Sacramento, capital de California, con sus chicas guapas patinando por la playa, los policías en bici por el paseo marítimo y sus surfistas cachas. Pero en Sacramento no hay playa, el clima no es una maravilla como en Los Ángeles y encima no tienen ningún anillo comparado con los 16 de sus vecinos y rivales Los Lakers, que putada no?.

                  

                                                                                                                                                                               Sacramento, California.

Lo lógico es que si tu preguntas a cualquier aficionado al baloncesto en California, sobre cuál ha sido al equipo que mejor baloncesto ha practicado en una cancha de baloncesto, te dirán que si los Lakers de Magic, los Lakers de Shaq y Kobe del «threepeat» o los actuales Golden State Warriors de la bahía de San Francisco.

A menos que esa pregunta la hagas en Sacramento, donde durante 5-6 años, un equipo vestido de púrpura y blanco, resucitó a una NBA post-lockout y post retirada de Jordan, haciendonos disfrutar del que para mi ha sido el mayor espectáculo visto en una cancha de baloncesto, o como tituló Sports Illustrated: «The Greatest Show on court».

Hablemos de pases por detrás de la espalda y pases sin mirar tras puertas atrás,  contraataques espectaculares, el balón volando de lado a lado y triples en la esquina. Hablemos de los Sacramento Kings.

Jason Williams y Chris Webber

Temporada 1998-99, la NBA estaba parada tras el lockout, debido a la falta de acuerdo entre jugadores y propietarios para repartir los ingresos. Los Sacramento Kings habían cambiado de dueño en temporadas anteriores, pasando de ser propiedad de James Alford Thomas, que raramente invertía dinero en fichajes, a pasar a manos de la familia Maloof que junto a Geoff Petrie, cambiaría el destino de la franquicia tras 4 movimientos sublimes en los despachos.

  • Traspaso de Mitch Richmond por Chris Webber. Si bien el bueno de Mitch Richmond había llevado al equipo a play-offs en la temporada 1996, los Kings decidieron traspasarlo por Chris, que en principio se negó a jugar en Sacramento aunque fue convencido por su padre para finalmente hacerlo ( gracias Sr Webber ). Un Chris Webber al que la prensa estuvo apunto de destruir tras su increíble error en las finales de la NCAA, cuando jugando con Michigan ante North Carolina, pidió un tiempo muerto ( del que ya no disponía ) yendo 2 abajo ( 73-71 ) lo que le costó una técnica y dos tiros libres + posesión para unos Tar Heels que finalmente se llevaron el título.
  • Elección en el puesto nº7 de Jason Williams «Chocolate Blanco». Este movimiento hizo que el GM G.Petrie fuese criticado por elegir al polémico base alocado de la universidad de Florida, que había sido sancionado en su última temporada en la NCAA por consumo de marihuana, Pero ya sabemos que quién no arriesga no gana, y Jason Williams y su vistoso estilo de juego «playground» hicieron que tras la oscura etapa postJordan y con el bajón en audiencias post-lockout, cualquier chavalín blanco pudiera ir a una cancha de baloncesto a jugar e intentar ser un «streetballer» sin importar el color de su piel.
  • Elección en el draft de 1996 de Pedja Stojakovic. Jugador mas joven en la historia de la liga yugoslava en proclamarse campeón de liga con el Estrella Roja con tan solo 15 años. Con 20 años, jugador más joven en ser máximo anotador de la Copa de Europa. Todo esto le llevó a ser seleccionado en el draft de 1996 en la posición 14 de la 1º Ronda. En una época donde los jugadores europeos aún no eran tan comunes como ahora, «American Graffiti» y su muñeca de oro, se ganaron un hueco año tras año en la lista de máximos anotadores de la NBA y en la de mejores porcentajes de 3 puntos.
  • Fichaje de Vlade Divac como agente libre. Qué decir del histórico Vlade Divac, tras una gran carrera en Europa ( No en cuánto a títulos ), llegó a la NBA de la mano de Los Angeles Lakers, donde en su segundo año, perdió las finales ante Jordan. Luego fue traspaso a Charlotte en el movimiento que llevó a Kobe Bryant a Lakers ( ambos no sabían que el destino iba a enfrentarles en una dura rivalidad ) y finalmente firmó como agente libre en Sacramento. Sin lugar a dudas un movimiento clave, porque los Kings conseguían un jugador veterano en el puesto de center, que además tenía una capacidad de pase increíble, que unida a la de J-Will, C-Webb y Pedja, hacían el juego de los Kings muy vistoso e imprevisible, perfecto para el Princeton Offense que practicaría Adelman.
  • Fichaje de Rick Adelman como Head Coach. Tras entrenar en la pequeña universidad de Chemeketa Community College de Salem (Oregón), fue nombrado entrenador asistente de los Portland Trail Blazers en 1983. Puesto que ocupó hasta 1989 donde fue nombrado entrenador interino tras la destitucion de Mike Schuler. Tras conseguir los play-offs fue ratificado en el puesto y consiguió llegar a 2 finales de la NBA en 1990 y 1992 y una final de conferencia en 1991, aunque perdieron dichas finales ante Detroit y Bulls. Rick Adelman con su experiencia en los banquillos, unida a su filosofía de baloncesto del «ball movement, fastbreak and spacing» fue sin duda una de las mejores decisiones que tomo Geoff Pestrie para el futuro de estos Sacramento Kings.

Webber, Divac y Stojakovic. Fichajes clave del verano del 98.

Y con esta renovación total, los Sacramento Kings iniciaban en Enero ( debido al lockout ) la temporada 1998-99. Una temporada en la que empezaron a maravillar al público ( y llenar el pabellón como locales partido tras partido ). Su vistoso juego basado en: las rápidas transiciones de Jason Williams, capaz de encontrar una linea de pase donde nadie la veía; la habilidad de Chis Webber y Vlade Divac para asistir desde el poste alto y poste bajo ( sobretodo a un Pedja Stojakovic que a parte de ser un excelente anotador desde el 7.25 como ya sabemos todos, era un increíble jugador en movimientos sin balón ); y si a esto le sumas la muñeca del ya mencionado serbio, amenaza constante que generaba espacios a sus compañeros, todo esto les llevo a finalizar la temporada regular 27-23 ( solo se disputaron 50 partidos debido al lockout ) consiguiendo los play-offs pese a caer ante Utah Jazz.

En la temporada 99-00, los Kings adquieren a otro tirador como Nick Anderson proveniente de Orlando Magic y finalizan la temporada en octavo lugar de la temporada Oeste con un balance de 44-38, por lo que se enfrentan a los Lakers en la primera ronda de los play-offs. Contra sus vecinos Lakers se empieza a forjar una dura rivalidad, Shaquille O’Neal se refería a ellos en ruedas de prensa como los «Sacramento Queens«, imaginaros como iban a ser las series en el futuro. Los Kings perdieron la serie por un meritorio 3-2.

Tras ver que ningún jugador suyo podía defender a Kobe Bryant y a otros grandes SG de la liga, los Kings traspasan a Corliss Williamson a cambio de Doug Christie, el perro de presa que quería Rick Adelman, la «herradura» que les faltaba para ser un caballo ganador. Siendo honestos, Doug Christie no solo era un jugador físico con excelentes capacidades defensivas, también era un gran pasador, por lo que encajó como anillo al dedo en el «Princeton Offense» que jugaban los Kings. A Sacramento, mediante el draft, ese verano llegó un joven Hedo Turkoglu, para aportar esa profundidad de banquillo que querían los Kings, que también incorporaron a Bobby Jackson o como era conocido allí «Action Man». Con estos fichajes más el movimiento de Pedja Stojakovic al quinteto titular, los Kings iniciaron la temporada 2000-01 con la esperanza de poder superar por fin la primera ronda de los play-offs.

Dough Chrstie y Hedo Turkoglu

Y vaya si lo hicieron, tras acabar la temporada regular con un 55-27, su mejor record en 40 años, los Kings fueron bautizados por Sports Illustrated como «The Greatest Show on Court», enfrentandose a los Phoenix Suns en primera ronda de play-offs, a los que barrieron por 3-1. En semifinales de conferencia, volvieron a enfrentarse a sus vecinos, los actuales campeones, Lakers. Otra ronda de play-offs que hacia crecer la rivalidad entre estos equipos californianos. Fueron barridos por unos Lakers que no perdieron ni un partido en todos los play-offs.

Los Kings llenaban pabellones, salían semana tras semana en los highlights y la camiseta de Jason Williams estaba en el top-5 en ventas. Pero los Kings querían dar un paso más, y ese verano tomaron la dificil decisión de traspasar a uno de sus emblemas, Jason Williams «Chocolate Blanco». Con este traspaso los Kings adquirieron a Mike Bibby, ex base de la universidad de Arizona. El joven base no tenía la gran capacidad de pase y genialidad de J-Will, pero era un base más sobrio que él ( las perdidas de balón siempre fueron su talón de aquiles ) y sobretodo no andaba corto en capacidad de anotación y capacidad de respuesta en los momentos calientes ( este punto fue motivo de criticas para Chris Webber por la prensa de Sacramento ).

Williams/Bibby, Espectáculo/Seriedad

Y llegó la solidez a los Kings, 36 partidos ganados en casa de 41 y un  61-21 de balance que les llevó a ser el mejor record de la NBA y tener factor cancha a favor en todos los play-offs. En la primeras ronda barrieron a unos veteranos Utah Jazz de Stockton y Malone por 3-1, en la segunda vencieron por 4-1 a los Dallas Mavericks de Dirk Nowitzki y Steve Nash, que empezaban a formar un proyecto muy interesante, y llegaban por primera vez en su historia a unas finales de conferencia para enfrentarse otra vez a su bestia negra, Los Angeles Lakers.

Esta serie de play-offs merecería un articulo aparte por todo lo que ocurrió. Sin lugar a dudas fue una de las más competidas de la historia de la NBA. Con los últimos 4 partidos de la serie decidiendose en los minutos finales, 2 partidos decididos por «game winning shots» y un séptimo partido decidido en la prórroga.

Chris Webber machaca ante la mirada de Shaq

El primer partido de las series se lo llevaron los Lakers, con 30 puntos de Kobe y 26 de Shaq, contestados por 28 puntos y 14 rebotes de Webber que estuvo muy solo en ese partido ( 40% en tiros de campo de sus compañeros ).  En el segundo partido, los Kings despertaron y se llevaron la victoria con la pareja WebberBibby tirando del equipo ( 41 puntos entre ambos ) pese a los esfuerzos de O’Neal ( 35 puntos 13 rebotes ). Este partido esta marcado por la polémica, ya que Kobe Bryant acusó al hotel de haberle dado carne en mal estado para comer, lo que hizo que durante el partido tuviera dolores estomacales y solo pudiera anotar 9-21 en tiros de campo y estar a peor nivel de lo habitual.

La serie se trasladaba al Staples Center, y los Lakers fueron humillados durante gran parte del partido, yendo perdiendo hasta por 27 puntos, gracias a la excelente actuación de Chris Webber y Mike Bibby en anotación ( 50 puntos ) pero sobretodo gracias al trabajo de Doug Christie ( 17 puntos, 12 rebotes, 6 asistencias, 3 robos) y Vlade Divac (11 puntos, 9 rebotes y 3 tapones ). El mejor por parte de los Lakers fue otra vez Shaq, con 20 puntos y 19 rebotes, pero no fue suficiente para llevarse la victoria. El cuarto partido sin duda marcó la serie. Los Kings salieron dispuestos a ganar el partido y cerrar la serie en Sacramento, 40 puntos en el primer cuarto y una ventaja de 24 ( 40-16 ) que recortaron los Lakers hasta 14 en el descanso y a 7 en el tercer cuarto. Los Lakers siguieron remando y llegaron 2 abajo faltando una posesión. Una jugada que todo amante de NBA recordará y que hizo crecer la leyenda de Robert Horry como «clutch player» ( bautizado como «Ese extraño elemento llamado Horry «por el gran Andrés Montes ) pues tras un fallo de Kobe y un palmeo de Shaquille O’Neal, Vlade Divac alejo el balón como pudo y este fue a caer a manos de Horry que tras elevarse y lanzar un triple frontal en la cara de Chris Webber, le daba una épica victoria a los Lakers y devolvía la serie a Sacramento con el 2-2.

El triple de Horry decidió el 4º partido

Los Kings volvían dolidos a casa, con la sensación de que podían haber ganado el partido tras desperdiciar una increíble ventaja. Y el partido fue dominado por pequeñas ventajas de Lakers hasta igualarse en el último cuarto, donde otra mítica canasta de Mike Bibby a falta de 8,2 segundos, daba a la victoria a los Lakers por 92-91. El mejor del partido fue Chris Webber con 29 puntos y 13 rebotes y Kobe Bryant con 30 puntos por parte angelina, pese a fallar la canasta de la victoria Laker.

Y con esto llegamos al 6º partido, seguramente uno de los partidos que más polémica ha causado en el seno de la NBA, ya que los Lakers lanzaron nada más y menos que 27 tiros libres en el último cuarto ( 40 en todo el partido ). Con 41 puntos y 17 rebotes acabó Shaq dicho partido, y con 20 faltas señaladas acabaron el partido los interiores de los Kings ( Divac y Pollard acabaron expulsados ). Tim Donaghys, ex-árbitro de la NBA, dijo en declaraciones que 2 de los árbitros del partido, tenían ordenes de hacer lo que fuera para alargar las series hasta el 7 partido, además de afirmar que uno de esos árbitros expulsó en enero a una estrella NBA en un partido y fue amonestado en privado por la NBA por no actuar en pos del espectáculo. Con todo esto los Lakers se llevaron la victoria por 106-102 y la serie volvería a Sacramento en un decisivo partido.

Los Lakers fueron intocables en el sexto partido

El último partido de las series fue muy tenso, 16 empates y 19 cambios de ventaja, para llegar a los últimos 10 segundos con ventaja Laker por 99-98. Con esta situación, Pedja Stojakovic ( muy desaparecido en estos play-offs ) hizo un airball de 3 puntos y Shaquille O’Neal recibió la lógica falta tras el rebote. Tras anotar únicamente uno de los dos tiros libres, los Kings anotaron mediante Bibby 2 tiros libres tras falta de Kobe, que llevaban el partido a la prórroga. En ella, unos nerviosos Kings, acusaron su bajo porcentaje en tiros libres ( 16-30 ) y en tiros de 3 ( 2-20 ) y los Lakers se llevaron la victoria por 112-106, ganando una de las series más polémicas y emocionantes que todo seguidor de la NBA y del baloncesto en general esta obligado a visionar cada poco tiempo. Una serie que en mi modesta opinión, deberían haber ganado los Kings como agradecimiento a todo lo que nos hicieron disfrutar.

La temporada siguiente los Kings alcazaron un record de 59-23 y llegaron a play-offs para por fín conseguir el ansiado anillo. Y venciendo facilmente a Utah en primera ronda, se enfrentaron a los Mavs otra vez en segunda ronda. Después de ganar el primer partido, Chris Webber se lesionó de la rodilla, y pese a todo, perdieron una emocionante serie en 7 partidos. La temporada siguiente los Lakers volvieron a alcanzar la segunda ronda de play-offs venciendo a los Mavs en primera ronda pero cuando parecía que volverían a alcazar las finales de conferencia, los Timberwolves de Garnett les apartaron de su sueño. Y es que Chris Webber lastrado por su lesión y la consecuente perdida de capacidad atlética, no pudo ayudar a su equipo como en anteriores temporadas y volvieron a caer en 7 partidos.

En la temporada 2004-05, Los de púrpura y blanco perdieron a 3 piezas importantes. Webber fue traspasado a 76ers, Divac firmó por Lakers y Doug Christie fue a parar a Orlando a cambio de Cuttino Mobley. Lo que rompió lo que sin lugar a dudas había sido, una gran familia en la pista.

El irrepetible quinteto de los Kings

Hoy en dia, los chavales más jóvenes que busquen saber sobre la historia NBA, entraran en Internet y miraran qué equipo tiene mas títulos, quien ha jugado las finales y ganó los anillos en los años previos a que ellos nacieran. Leerán sobre Magic, Jordan, Bird y sus hazañas en los 80s y los 90s. Leerán sobre Hakeem y sus 2 anillos, sobre el dominio de los Lakers de Shaq y Kobe o de los Spurs de Duncan, Popovich, Ginobili y Parker ( ojalá también vean partidos de ellos ).

Lo que espero es que este pequeño homenaje consiga que alguien que no conozca mucho de esta franquicia, en una pequeña ciudad que no llega al medio millón de habitantes, un día practico el que para mi ha sido el mejor baloncesto que se ha podido ver en una pista de baloncesto, y es que no os olvidéis que en Sacramento durante unos años, pudimos ver «The Greatest Show on Court».

Comparte este artículo en redes sociales